La casa abandonada del paseo de la estación

Esta mañana caminaba yo por el paseo de la estación, rapidito y sumergida en mis problemas. Al pasar frente al número 29, la casa antigua me rescató de mi realidad y me detuve.

Casa abandonada del paseo de la estación Salamanca

Desde 1890, año en el que se fecha su construcción, han transcurrido ciento veintitrés años.

Ya hablamos de esta casa en otra entrada, y de lo ligada que está al nacimiento del paseo de la Estación, la llegada del ferrocarril y el desarrollo de esta parte de la ciudad.

La casa ha sobrevivido a una gran inundación en el pasado y a varios incendios y grupos de okupas en el presente. Ha sido olvidada, saqueada, abandonada, invadida por extraños que no la querían, y colonizada por una vegetación casi carnívora con pinta de querer comérsela.

Casa abandonada del paseo de la estación Salamanca

Y ahí está, a pesar de todo. Firme y sin el aspecto ruinoso que parecía tener entre la hojarasca. Una superviviente.

Felicitaciones al Ayuntamiento (no todo van a ser palos) por defender esta casa, dar los primeros pasos para salvarla de la destrucción, y conservar el trocito de historia que han contemplado sus muros.

De todos modos, una parte de la magia de esta casa se la han arrancado de cuajo con el jardín. Estaba hasta arriba de basura, y seguro que invadido de malas hierbas, ratones y a saber qué otras inquietantes criaturillas. No habrá quedado otro remedio que arramplar con todo lo bueno y lo malo de aquel jardín, tan abandonado como la casa.

Casa abandonada del paso de la estación Salamanca

Pero, ¿no podrían haber salvado algún árbol más? Lo pregunto sin entender absolutamente nada de jardinería, y con el vergonzoso bagaje a la espalda de no lograr que sobreviva ni uno sólo de los tiestos que han pasado por mis manos.

Lo pregunto desde la nostalgia infantil de haber conocido la casa rodeada de un minibosque cuidado a medias; y de haber fantaseado con que lo habitaban las criaturas de los cuentos: algún gnomo, por qué no también algún hada, y quizá hasta una bruja medio mala o medio buena oculta en algún rincón del patio trasero.

Pero cerremos el libro de cuentos y volvamos a la realidad. Lo importante es que la casa está en pie y que se han dado los primeros pasos para que siga en pie. Lo del jardín tiene remedio.

Y si no que se lo pregunten a las dos testarudas amapolas que han florecido a la orilla del jardín desaparecido. Hay esperanza.

Casa abandonada del paseo de la estación Salamanca
Licencia Creative Commons Este obra de Laura Rivas Arranz está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.  

Comentarios

  1. No te preocupes, si pasas ahora, tras el verano, la vegetación ha resurgido como no te imaginas y los árboles que dejaron, casi todos, están verdes y no se ha perdido ninguno. Y los arbustos que tanta vida le daban, tras la poda están resueltos a comerse todo el terreno que había aradito y limpio. Es lo que tiene la vegetación :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tete! Pues traes al blog grandes noticias! Me pasaré para disfrutar en persona de la victoria del jardín. Muchas gracias por tu comentario:)

      Eliminar
  2. http://www.abandospanish.com/2011/09/la-casa-de-enfrente-1-parte.html
    La casa antes de que algún desgraciado la reventase.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu interesante aportación. Siempre quise saber cómo habría sido por dentro y con esas fotos nos hacemos una idea de lo que se ha perdido.

      Eliminar
    2. Aquí pongo un link de un video hecho cuando la casa aún estaba abierta y con un patio que parecía una selva.
      La primera vez que me metí (cuando hice las fotos que anónimo a linkeado) había incluso un piano y un gramófono, es una pena que esta casa hay acabado así por culpa de sus propietarios...
      http://www.youtube.com/watch?v=lzp8v3k_m2k
      Un saludo!

      Eliminar
    3. David. Gracias por tu interesante aportación. ¡No os perdáis el vídeo! Como dices, una pena que esté como está. Algunos detalles del vídeo sirven para imaginar cómo era la casa en sus tiempos. ¡Gracias y saludos!

      Eliminar

Publicar un comentario en la entrada